Los directivos de Iberia, a la desesperada, están tratando de hacer llegar a la opinión pública el mensaje de que todos los males que tiene esta compañía son fruto, entre otros asuntos, de los elevados salarios de sus empleados. Sin embargo, la opinión pública es consciente, mucho más de lo que los directivos de Iberia...