Las cuentas de IAG presentadas ayer son dignas de todo un Expediente X. Nada cuadra, nada tiene sentido. De nuevo, los hechos dan la razón a los que levantan su voz contra el desmantelamiento de Iberia para financiar a British Airways.

Así, ayer IAG presentó resultados, y Willie Walsh, CEO del holding, amenazó a Iberia para que se ponga las pilas. Pero ¿por qué el vocal auditor de las cuentas de IAG, José Pedro Pérez Llorca, dimitió justo dos días antes de que se presenten los resultados de la compañía matriz de Iberia y de British Airways?

Los directivos de IAG vuelven a intentar engañar a la opinión pública. Desde la plataforma, seguimos denunciándolo. Debe quedar claro que, según el documento de la CNMV , las cuentas que IAG presentó ayer no están auditadas. Además, el consejero John Snow no estaba y ha firmado en su lugar Antonio Vázquez.

Una vez más, las cuentas demuestran que Iberia está siendo desmantelada, está perdiendo rutas y se está haciendo cargo de la situación de British Airways. Las pérdidas de mil millones de IAG se deben a que están colgando partidas que son de British Airways (como sus pensiones) así como de la operación de compra de BMI. Pero sigue habiendo más cosas que no cuadran. Este es el Expediente X:

  1. Reducción de la caja. En 2009 existía una caja de 2004 millones en Iberia y ahora sólo hay 830 millones.
  2. El resultado operativo de las cuentas de IAG ha pasado de un beneficio de 583 millones y de 273 millones de hace tres meses, a anunciar ahora unas pérdidas de 23 millones. Según dicen, IAG debería haber realizado un Profit Warning, y anunciar a los accionistas sobre la situación  de pérdidas en menos de 3 meses.
  3. El costo de la reestructuración de Iberia, 270 millones, se ha incorporado a las cifras de 2012, cuando el proceso se efectuará este año.
  4. Existe un concepto de deterioro del inmovilizado de Iberia por valor de 343 millones que implica que han abandonado las probabilidades de obtención de beneficios (fondo de comercio, marca, etc.)
  5. British Airways se ha beneficiado de que los costes de integración de BMI estén contabilizados en IAG. En total suma pérdidas de 87 millones.
  6. Existe una partida de pérdidas de ajuste de fondos de pensiones por valor de 266 millones, es decir, ya están pesando las pensiones de los ingleses en las cuentas de IAG.
  7. Se habla de la “adquisición de Iberia” (páginas 10 y 11 de las cuentas presentadas ayer).
  8. La factura de combustible ha subido el 19% en IAG frente al solo 8% de Vueling.

Como es obvio, surgen las siguientes preguntas:

  • ¿Cómo se justifica la reducción de la caja de Iberia? ¿Dónde han ido a parar esos millones de euros?
  • ¿Por qué los responsables de IAG han comprado el combustible tan caro, cuando el resto de compañías no tienen esos gastos? ¿Tan mal negocian los precios?
  • ¿Cómo es posible que las cuentas de 2012 incorporen el coste de un plan de reestructuración que verá luz en 2013?

 Y así, un sinfín de preguntas sin respuesta. Este Expediente X no lo resuelve ni Íker Jiménez. #SaveIberia